El yogur se convierte en un alimento imprescindible dentro de la propia alimentación y dieta infantil, como ya descubrimos en su momento en el artículo el yogur en la alimentación infantil.

Puede constituirse como un postre realmente saludable, que aporta al pequeño calcio (indispensable para el desarrollo y crecimiento del pequeño), protege su flora intestinal, y además destaca por ser un producto fácilmente digerible.

También se convierte en un alimento interesante en el embarazo, especialmente el denominado como yogur probiótico.

¿Qué es el yogur probiótico?

A diferencia del yogur común, el denominado como yogur probiótico es un producto alimenticio que conserva las bacterias utilizadas en la fermentación de la leche.

Esto se traduce en que el yogur probiótico aporta un efecto inmuno-estimulador, gracias a la proliferación y protección de las bacterias probióticas, las cuales colonizan el tracto digestivo de forma natural.

Beneficios del yogur en el embarazo

Especialmente rico en proteínas, calcio y vitamina B12

El yogur es especialmente rico en nutrientes esenciales fundamentales para el embarazo, entre los que destacan:

  • Proteínas: aporta proteínas completas, que se constituyen como la materia prima de las células tanto del organismo de la futura mamá como del propio organismo del bebé. Se aconseja consumir 70 gramos diarios de proteínas durante el embarazo.
  • Calcio: es un mineral que interviene en el desarrollo de huesos y dientes, y que facilita la calcificación del esqueleto del bebé (que comienza alrededor de la octava semana de embarazo). Se aconseja consumir más de 1.000 mg. de calcio diarios.
  • Vitamina B12: es una vitamina que participa en la formación de glóbulos rojos, siendo necesaria para el crecimiento y el mecanismo de la división celular. Participa a su vez en la síntesis de proteínas. Se aconseja consumir 3,0 mcg. mínimos diarios.

Previene el estreñimiento y la diarrea

El yogur es un alimento saludable que ayuda a regular la digestión. Este beneficio principal se traduce en que es especialmente útil a la hora de prevenir el estreñimiento y la diarrea.

Reduce molestias estomacales e intestinales

Gracias a que previene tanto la diarrea como el estreñimiento, también es un alimento adecuado a la hora de reducir otros trastornos relacionados, como por ejemplo las náuseas, flatulencias o acidez estomacal.

Ayuda en la digestión

Debido a la acción beneficiosa de las bacterias que colonizan el tracto digestivo, y ayudan a reducir la inflamación, su consumo es interesante para regular y mejorar la digestión.

Imagen | Dvortygirl

En Natursan | Beneficios del yogur