lactancia-biberonMuchas de las mujeres que dan a luz deciden desde bien temprano amamantar a su bebé, pero en ocasiones lo que quiera la madre no es suficiente pues influyen otros factores como la producción de leche u otras razones.

La lactancia con biberón o artificial hoy día está igualmente valorada que la lactancia materna pues las leches de fórmula están compuestas por minerales y nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé.

Las mujeres que prefieren no dar el pecho a sus bebés pueden hacerlo por múltiples razones y una de ellas es la comodidad de salir de casa sin tener que darle el pecho antes y provocar un retraso en el horario laboral.

En estos casos los padres participan mucho en la alimentación de sus hijos pues son ellos los que en muchos casos se quedan cuidando del bebé y alimentándolo cuando toca.

Lactancia con biberón

La lactancia con biberón es igual de sana que la lactancia materna quitando los primeros días de producción del calostro imprescindible para el bebé.

Las leches de fórmula que actualmente se comercializan han pasado por un proceso de desnaturalización que conlleva la buena absorción de la misma en el aparato digestivo del bebé.

Los minerales y vitaminas agregados durante su producción son los justos para la buena asimilación del bebé aunque carece de el efecto inmunológico que produce la leche materna .

Durante sus primeros 4 o 5 meses de vida las leches de fórmula en este caso de iniciación cubrirán las necesidades nutritivas de los bebés y a partir de los 5 meses se podrá optar por las leches de continuación que le ayudarán al siguiente paso para consumir alimentos sólidos.