Uno de los temas más controvertidos y de opiniones totalmente contradictorias es la utilización del chupete de un bebé lactante. Hoy en día se venden de todos los colores, formas, personalizados y adaptado a cada edad, por eso no es de extrañar que la mayoría de las mamás lo utilicen sin necesidad por la gran cantidad de propagando y publicidad que se hace para promocionar las chupas o chupetes.

Pero también son muchas las futuras mamás que se plantean: ¿chupete sí o chupete no?. Nosotros no vamos a dar la orden de no utilizar en ningún caso el chupete porque cada madre con su bebé hace lo más conveniente para él y para ella, por eso daremos nuestra opinión basado en expertos y médicos que aconsejan la utilización del chupete solo en algunos casos o en ninguno.

chupete

Las costumbres se instauran de unas mamás a otros y entre las familias, por eso es muy normal ver como el chupete está bastante arraigado desde el momento en que el bebé nace, algunas madres lo utilizan para consolar al bebé, otras para mitigar el llanto y en otros casos para que el bebé succione algo que no sea el pecho.

¿Se debe utilizar el chupete nada más nacer?

El primer reflejo del bebé incluso que nace aún estando en la tripita de la madre es la succión, por eso al nacer los bebés que realizan un piel con piel justo segundos después de nacer se acogen al pecho de la madre guiados por el olor y succionan el pezón para comenzar a mamar.

Así pues ese reflejo de succión es su única arma para alimentarse y estar cerca de mamá, por eso se aconseja no utilizar el chupete hasta que el bebé se prenda al pecho correctamente porque en muchos casos algunos bebés no se agarran correctamente al pezón y poco a poco la madre deberá ayudar al pequeño  y acabará por succionar adecuadamente.

En otros casos más graves el bebé puede nacer con frenillo sublingual corto por lo que se dificulta aún más la toma y la madre puede sufrir dolor, grietas y rechazo en el momento de que su hijo mame, por esta razón y por muchas otras el uso del chupete puede interferir en la lactancia materna.

La realidad es que el bebé no necesita el chupete ya que si la lactancia se le ofrece a demanda el bebé mamará cuando quiera y sea necesario por lo que no será necesario introducir un chupete en su boca cuando esté durmiendo o descansando.

Es mucho más conveniente y sano que el bebé succione o se chupe la mano, los deditos o agarre la mano de la madre, pues quizás no quiera mamar para alimentarse y solo sentir que su madre está a su lado para protegerle.

En el caso de los bebés que no son alimentados con leche materna y solo a través de biberón si se suele utilizar el chupete, ya que el biberón solo cumple la función de alimentar y no el contacto o la succión que ellos necesitan simplemente para calmarse.

De todas maneras el uso del chupete siempre debe ser utilizado de una manera moderada y no ser el arma arrojadiza con la que callar al bebé y consolarlo cada vez que llore, pues para eso la madre es el mejor aliciente ya que le proporciona calor y seguridad, caso contrario al chupete.