Sabemos que el pescado es un alimento prácticamente fundamental dentro de una alimentación sana y equilibrada, ya que contiene una serie de nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, y para el crecimiento y desarrollo de los más pequeños.

No en vano, durante la infancia, es fundamental que los padres vayan educando nutricionalmente al pequeño con una dieta sana y equilibrada, la cual debe producirse no sólo en casa, sino también en la escuela.

Como sabemos, los niños están en constante crecimiento, y durante la infancia y adolescencia se desarrollan huesos, músculos, dientes… Por ello, requieren una mayor proporción de nutrientes que los adultos.

La importancia del pescado en la infancia

El pescado es un alimento sano que no puede faltar en ninguna dieta, ya que –entre otros aspectos- reduce el aporte de ácidos grasos saturados, contiene vitaminas (principalmente vitaminas del grupo B) y minerales (como el calcio, flúor, fósforo, magnesio, potasio o hierro).

Además, no debemos olvidarnos de su importantísimo aporte en ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6, los cuales desempeñan un papel sumamente destacado durante la infancia.

Trucos para que los niños coman pescado

Los niños, especialmente cuando son algo más pequeños, tienden a actuar por imitación, lo que significa que tienden a hacer aquello que ven en los adultos. En este sentido, sus padres son los adultos más cercanos.

Por ello, una buena opción es sentarnos siempre a la mesa para comer con él un delicioso plato de pescado, y que nos vea cómo disfrutamos con él, haciéndole ver lo sano que es y lo fácil que es comerlo.

En caso de que el pequeño se resista, una opción aún mejor es la de contar con su ayuda en la cocina cuando vayamos a prepararlo. O incluso si tienes posibilidad, ir a comprarlo con él (para que lo elija), o pescarlo si tienes cerca la costa o un río.

Por suerte, a día de hoy podemos encontrarnos en el mercado con una gran variedad de productos hechos a base de pescado que pueden convertirse en alternativas saludables cuando el pequeño se resiste por activa y por pasiva a comer pescado.

Por ejemplo, podemos comprar hamburguesas de pescado, salchichas de pescado, o incluso albóndigas de atún.

En Natursan | Beneficios del pescado blanco / Beneficios del pescado azul