tercera-ecoDespués de dos ecografías durante los siete meses de embarazo llega la tercera y más esperado ecografía que verificará por última vez la salud y el desarrollo del bebé antes de su nacimiento.

La tercera ecografía suele practicarse a las mujeres embarazadas entre la semana 34 y 35, es decir a finales del séptimo mes y principios del octavo.

La llegada del bebé al mundo es inminente y es necesario e imprescindible llevar a cabo la última de las pruebas para que el médico se cerciore del estado y del bienestar fetal.

¿Qué se determina en esta ecografía?

Durante la realización de ésta tercera ecografía el médico podrá observar los aspectos más importantes del bebé como son:

  • Su buen desarrollo y crecimiento, corrobora e informa el diámetro de la cabeza, del abdomen y de los fémures, así descartará posibles retardos en el crecimiento.
  • Se vuelven a buscar y desechar malformaciones fetales como en las manos, los pies, la cara y el corazón, aunque lo más probables es que no existe ningún tipo de problemas.
  • Se corrobora el sexo del bebé, ya que en ocasiones futuras madres y sobre todo los médicos se han llevado sorpresas al descartar el sexo del bebé en la segunda ecografía, puede que no estuviera bien definido por lo que la tercera ecografía determina su sexo definitivamente.
  • La cantidad de líquido amniótico que contiene antes del alumbramiento.
  • La posición del bebé es primordial para el nacimiento, así como el estado de la placenta ya que puede estar en una posición poco adecuada y tener que volver a practicar otra ecografía antes del nacimiento para saber si se ha colocado correctamente.

Ésta ecografía sacará de dudas a la madre sobre el estado final de su bebé antes de nacer y de el buen desarrollo del mismo por lo que el médico dará el visto bueno y en algunas casos más complicados tomará las medidas más oportunas.