rooiboz embarazoAunque existen diferentes tipos y variedades de té sumamente conocidos por parte de muchísimas personas, la realidad es que originalmente son pocas las que saben que el rooibos es también otra variedad de té, ya que lo habitual es confundirla con una forma de infusión o tisana.

A diferencia del el rooibos se caracteriza porque no contiene cafeína (así como una pequeñísima cantidad en teína), y sí sin embargo una grandísima cantidad en antioxidantes, de ahí que pueda convertirse en una bebida natural cuyo consumo puede ser interesante en el embarazo.

Destaca por ser una bebida natural que se elabora con agua hirviendo y hierbas de rooibos, que puedes encontrar en herbolarios o tiendas de comida ecológica. Aunque también puede ser tomado con un poco de leche.

Beneficios del té rooibos en el embarazo

Uno de los principales componentes o sustancias que encontramos en el té rooibos son los polifenoles (como el ácido ferúlico o la quercetina), unos antioxidantes protectores que mantienen a la futura mamá protegida frente a alergias que agraven las reacciones inmunológicas.

De ahí que esta bebida sea ideal en el primer trimestre de embarazo, ya que estimulan las diferentes defensas del organismo de la mamá que tienden a bajar a comienzos de la gestación, con lo que a su vez se previene un posible rechazo del embrión.

También contiene componentes antioxidantes que protegen las células tanto de la futura mamá como del feto. Es especialmente rico en hierro, que ayuda a mejorar el flujo de sangre al bebé.

beneficios rooibos embarazo

Información nutricional del té rooibos

Calorías

3 kcal.

Proteínas

0 g.

Hidratos de carbono

0 g.

Grasas totales

0 g.

Fibra

0 g.

Receta de té rooibos fácil

Si deseas disfrutar durante tu embarazo de esta deliciosa planta te proponemos la siguiente receta, muy sencilla y fácil de preparar:

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de té rooibos
  • 1 taza de agua

Preparación

1) En un cazo hierve el equivalente a una taza de agua.

2) Cuando entre en ebullición añade el té rooibos y deja hirviendo durante 2 minutos.

3) Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos.

4) Finalmente cuela y bebe.

Puedes endulzar con miel o azúcar integral, o bien tomarlo con leche o limón.

Imágenes | INeedCoffee / CoffeeHero / Pawel Kabanski