La rúcula es una planta muy utilizada en la cocina italiana, gracias a que aporta un sabor único y diferente a las recetas y platos en las que es usada como ingrediente.

Es un vegetal de hoja verde, que desde un punto de vista nutricional aporta un altísimo contenido en vitamina C. Además, aporta beneficios desintoxicantes, lo que se traduce en que ayuda a limpiar las diferentes toxinas que se pueden acumular en el organismo de la futura mamá.

Este beneficio desintoxicante, que conoceremos más en profundidad en las líneas siguientes, se lo debemos a su riqueza en sulforafanes, un compuesto natural que encontramos en la rúcula en cantidades más o menos grandes.

Beneficios de la rúcula en el embarazo

Alto contenido en sulforafanes

Seguramente que te habrás preguntado qué son los sulforafanes. Explicado de manera sencilla, podemos indicarte que son compuestos naturales capaces de proteger tanto a la futura madre como al feto, gracias a sus beneficios desintoxicantes.

Este beneficio se traduce en que ejerce un potente efecto neutralizador de las toxinas, lo que a largo plazo previene daños al ADN y a los diferentes órganos del bebé.

Especialmente rico en antioxidantes

Gracias a que la rúcula es un vegetal de hojas verdes y oscuras, en ellas encontramos una gran diversidad de antioxidantes, como los carotenoides y la propia vitamina C y E que te comentábamos al comienzo de esta nota.

Información nutricional de la rúcula

Calorías

25 kcal

Proteínas

2.6 g

Hidratos de carbono

3.6 g

Grasas totales

0.65 g

Agua

91.70 g

Vitaminas

Otros nutrientes

Vitamina C

15 mg

Calcio

160 mg

Vitamina B3

0.30 mg

Magnesio

47 mg

Vitamina B5

0.43 mg

Potasio

369 mg

Vitamina E

0.43 mg

Fósforo

53 mg

Imagen | timlewisnm