Se conoce por diabetes gestacional al diagnóstico de niveles altos de glucosa durante el embarazo, lo que significa que la mujer sufre de diabetes estando embarazada.

Este tipo de diabetes suele ser sobretodo diagnosticada en torno a la semana 20-22 del embarazo, y es recomendado que sea controlada rápidamente para evitar con ello un aumento excesivo del peso en el niño que crece dentro del útero.

Respecto a sus causas, la diabetes gestacional aparece sobretodo por la dificultad que la embarazada tiene para controlar sus niveles de azúcar en sangre. La forma de diagnosticarla es bastante sencilla, puesto que lo ideal es someter a la futura mamá a la curva de sobrecarga.

Aunque los síntomas de la diabetes gestacional tienden a ser bastante claros, lo cierto es que es posible conocer el riesgo que una embarazada tiene de padecer o no diabetes gestacional. Eso sí, lo aconsejable es consultar siempre con el ginecólogo ante la primera visita.

¿Tengo o no riesgo de padecer diabetes gestacional?

  • Tengo sobrepeso u obesidad.
  • Tengo un padre o hermanos con diabetes.
  • Tengo 25 años de edad, o más edad.
  • En un embarazo anterior ya he tenido diabetes gestacional.
  • En un embarazo anterior he tenido un hijo que pesaba más de 4,5 kilogramos al nacer.
  • Tengo intolerancia a la glucosa o glucosa en ayunas alterada.
  • Tengo prediabetes.

Aunque estas pueden ser algunos elementos que pueden ser identificativos de que tengas o no riesgo de padecer diabetes gestacional, no olvides que lo más aconsejable es que consultes al ginecólogo a la primera visita, y sobretodo ante cualquier duda.

Imagen | Andrea Guerra