relaciones-sexuales-partoComo bien hemos hablado sobre las relaciones sexuales durante el embarazo aludiendo que se pueden mantener una relaciones totalmente placenteras teniendo ciertos cuidados, con respecto a después del parto  hay que seguir una serie de recomendaciones.

Las relaciones sexuales para una pareja son muy importantes y no pueden dejar de existir porque ha venido al mundo un bebé del que hay que cuidar y alimentar.

Las obligaciones que se presenten respecto al nuevo miembro de la familia no puede crear malestar ni conflicto a la hora de mantener relaciones sexuales.

Es habitual que la madre gestante tenga más ganas de mantener relaciones sexuales con su pareja mientras que después del parto ocurre totalmente lo contario.

Las hormonas femeninas están completamente dedicadas a la producción de leche y satisfacer las necesidades del niño por lo que es frecuente que la madre no quiera tener sexo hasta pasada unas semanas.

¿Cuándo comenzar con las relaciones sexuales?

Los médicos aconsejan que después del parto si no ha habido ninguna  complicacion como episotomías o mastitis se comiencen a mantener relaciones sexuales a partir de los 30 días de haber dado a luz.

Tanto si has pasado por un parto natural como por una cesárea el tiempo recomendado para reanudar las relaciones sexuales suele ser entre los 30 y 40 días, así la madre tendrá tiempo para reponerse después del parto.

En muchos casos aún pasado este tiempo recomendado los dos miembros no se ponen de acuerdo en mantener relaciones sexuales por lo que los papás en este caso deberán ser más comprensibles y apoyar en cuanto pueda a su pareja.

De todas maneras las pocas ganas de reanudar las relaciones sexuales por parte de la mujer puede deberse también al miedo de provocar daño en sus partes íntimas o incluso al cansancio o falta de tiempo.

Sea cual sea los factores que no favorezcan a mantener relaciones sexuales deberán ser expuestos al médico para que tranquilice a la madre o le disipe ciertas dudas.