Psicología

Relaciones interpersonales y comunicación

Todo crecimiento y maduración personal, al igual que todo deterioro y regresión personal, pasa a través de nuestras relaciones con los demás. Una relación sólo será buena si es buena la comunicación en que se basa.

Comunicacion

Si tú y yo somos capaces de decirnos con toda sinceridad el uno al otro quiénes somos, es decir, qué es lo que pensamos, juzgamos, sentimos, valoramos, respetamos, deseamos, y esperamos, en lo que creemos y con lo que nos comprometemos, entonces -y sólo entonces- podremos ambos crecer.

Entonces, cada uno de nosotros podrá ser lo que realmente es, decir lo que realmente piensa y expresar lo que realmente ama. Éste es el verdadero sentido de la autenticidad como persona: que mi exterior refleje verdaderamente mi interior.

Esto significa que yo puedo ser sincero en la comunicación de mi persona a los demás, pero que no puedo hacerlo a menos que tú me ayudes. Sin tu ayuda, yo no puedo crecer ni ser feliz ni estar realmente vivo.

De hecho puede decirse que no hay comunicación alguna, a menos que sea por puro accidente. En este nivel, hablamos con frases hechas, tales como: «¿Cómo estás?… ¿Y la familia?… ¿Dónde te has metido?…». Y decimos cosas de este estilo: «¡Me encanta el vestido que llevas!»; «Espero que volvamos a vernos muy pronto…»; «Ha sido fantástico verte…». En realidad no queremos decir casi nada de lo que, de hecho, decimos o preguntamos.

Si a la pregunta, «¿cómo estás?», se pusiera el otro a responder en detalle, nos quedaríamos pasmados. Afortunadamente, lo normal es que el otro sea perfectamente consciente de lo superficial y convencional de nuestro interés y de nuestra pregunta, y se limite a responder de un modo igualmente convencional: «Muy bien, gracias».

Esta es la conversación típica del supermercado o de la peluquería. Las personas no comparten nada en absoluto. Cada cual sigue refugiado en el aislamiento de su afectación, de su fingimiento y de su sofisticación.

Pero, existen otros niveles de comunicación, y que nos hacen ser más persona, que veremos más adelante.

Fuente: «¿Por qué temo decirte quién soy?», John Powell.

Imagen/bjclayborn

 

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Add Comment

Click here to post a comment