vellosidades corionicasLas denominadas como vellosidades coriónicas son unos pequeños tejidos llenos de capilares, que surgen de las protuberancias esponjiformes que brotan de la pared del óvulo que ha sido fertilizado durante las primeras semanas de embarazo.

Aproximadamente hacia la séptima u octava semana de embarazo estas vellosidades han desarrollado ya unos vasos sanguíneos que tienen un propósito importantísimo en esta etapa: llevar nutrientes y oxígeno al feto.

Justo en el lugar en el que el embrión se ha implantado, estas vellosidades se multiplican para crear la placenta, que finalmente ayudará al bebé no solo a sobrevivir sino a crecer a lo largo del embarazo.

Poco a poco se irá formando un sistema que acabará convirtiéndose en el cordón umbilical.

Imagen | euthman