El comienzo del parto se puede presentar de diferentes maneras y una de las más comunes tiene que ver con la pérdida del tapón mucoso, esta señal del cuerpo de que el parto se acerca puede presentarse horas antes o semanas antes del parto.

El tapón mucoso es una sustancia de color amarronado incluso de color roja pero con una consistencia de flujo que nada tiene que ver con una hemorragia, muchas mujeres ni siquiera se dan cuenta de la pérdida del tapón otras en cambio pueden expulsarlo semanas, días u horas antes de comenzar el trabajo de parto.

Ésta estructura se forma a partir de la 4º y 6ª semana de embarazo para evitar que las bacterias traspasen al útero y provoquen una infección, actúa como una protección para la vida y desarrollo del bebé.tapon-mucoso

¿Qué hacer cuando se expulsa el tapón mucoso?

Muchas mamás acuden al hospital cuando notan que han perdido el tapón mucoso, pero su pérdida no significa que el parto vaya a presentarse inmediatamente, como suele pasar en muchas ocasiones el tapón puede ser expulsado días antes indicando que el bebé está colocándose en el canal de parto para salir.

Cuando una mujer pierde el tapón sin manifestar contracciones debe seguir con su vida de manera normal hasta que comiencen las contracciones o se rompa aguas que sí es un motivo para acudir al hospital.

Tomarse con tranquilidad la llegada del futuro bebé es indispensable para que la madre se sienta segura y confiada en que todo saldrá bien, no dejarse llevar por los nervios ante cualquier síntoma y ser pacientes porque el parto puede presentarse muy largo o muy corto.