meconioEl meconio son las primeras heces del bebé; es decir, es la primera caquita que hace el recién nacido tras haber nacido, aunque también es posible que sea expulsado por el feto dentro del útero.

El meconio está compuesto de líquido amniótico, bilis, moco, agua, células escamadas tanto del tracto intestinal como de la piel, y de lanugo (vello fino que cubre el cuerpo del bebé).

Como te indicábamos al comienzo, en la mayoría de las ocasiones el recién nacido tiende a expulsar el meconio tras el parto. Pero en contados momentos puede expulsarlo dentro del útero.

Si esto ocurre, el meconio puede ser respirado por el bebé, lo que terminará causándole una inflamación de los pulmones, que provocará finalmente distrés respiratorio.

El Síndrome de aspiración de meconio

Precisamente si el bebé inhala el meconio durante o después del parto se puede producir en el bebé la aspiración neonatal de meconio o Síndrome de aspiración de meconio, lo que puede causar neumonía química por aspiración, daño cerebral debido a la falta de oxígeno, dificultad respiratoria (que dura varios días), atelectasia pulmonar e hipertensión pulmonar persistente.

Lo cierto es que se trata de un síndrome difícil de prevenir, pero asegurarse que el nacimiento se produce antes de la semana 42 de gestación puede ayudar a la hora de disminuir el riesgo.

Imagen | Ned Guthrie

En Wikipedia | Síndrome de aspiración  de meconio