measurement of the blood pressureCuando una mujer está embarazada puede sufrir algunos trastornos que la llevarán a cuidarse más estrictamente y sobre todo por los médicos ya que ellos asegurarán la continuidad del embarazo y la salud del bebé y su madre.

La preeclampsia es una afección que solo ocurre durante el embarazado y más concretamente después de la semana 20 de embarazo y en algunos después de dar a luz.

Aunque se puede controlar el estado de salud tanto de la madre como del bebé si se diagnostica dicha afección puede llegar a ser mucho más severa e incluso mortal que desemboca en una eclampsia.

La eclampsia se presenta cuando la mujer gestante tiene convulsiones después de pasar  por una preeclampsia en ocasiones la eclampsia puede dar lugar al estado de coma.

Si una mujer padece preeclampsia durante el embarazo no significa que no pueda tener un bebé sano, por el contrario la mayoría de los bebés nacidos de madres con este problema nacen muy sanos.

Por el contrario las madres con preeclampsia son las más afectadas pues podría causarle daños a los riñones al cerebro o al hígado.

Síntomas de la preeclampsia

Los síntomas más frecuentes de una mujer gestante con preeclampsia son:

  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Proteína en la orina.
  • Presión arterial alta.
  • Sensibilidad a la luz, problemas oculares.
  • Náuseas, vómitos, mareos.
  • Aumento de peso excesivo.
  • Hinchazón de las manos y las piernas.

¿Cómo se diagnostica la preeclampsia?

El médico en cuestión observará y medirá la presión arterial de la mujer y realizará un examen para conocer si existe proteína en la orina.

La única solución a la preeclamsia en el nacimiento del bebé, pero durante el embarazo se tratará a la madre con medicamentos para regular la presión arterial y otros síntomas.