El deporte no solo es cosa de hombres y mujeres que sean deportistas y necesiten mantenerse en forma, con el embarazo muchas mujeres piensan que el deporte no es recomendable o que incluso no sea adecuado para el desarrollo del bebé.

embarazada-haciendo-deporte

Lo cierto es que el periodo de embarazo debe ser un periodo activo, lleno de actividades que estimulen y te ayuden a sentirte bien, pues son muchas las mamás que se ven como un estorbo por el aumento de peso que conlleva y no son capaces de practicar ningun deporte.

Durante el embarazo se pierde un 5% de masa muscular y es muy probable que pierdas tonicidad y forma física, pero lo adecuado sería para contrarrestar dichas perdidas realizar deporte que administrará dosis de bienestar y mejorará la capacidad pulmonar imprescindible para el esfuerzo del parto.

Practicar deporte en el embarazo

Aquí te proporcionaremos alternativas de ejercicios que podrás realizar durante el embarazo:

Practica bicicleta

Algunas mujeres no les gusta montar en bicicleta pero los beneficios son exactamente los mismo que andar en bicicleta estática por ello te sugerimos que comienzes con ritmo lento para ir calentado durante aproximadamente 10 minutos y poco a poco aumentándolo a 20 o 30 minutos.

Para terminar con la sesión de bicicleta disminuye la velocidad progresivamente para que el cuerpo se vaya enfriando y no se produzca el cambio rápido de temperatura.

Por supuesto ten siempre a mano una botella de agua, de la cual podrás beber cada vez que tengas ganas.

Atrévete con las pesas

Para mantener unos bíceps y tríceps adecuados, recomendamos ejercitar los músculos con levantamiento de pesas. Recuerda que debes coger el peso adecuado a tu cuerpo, unos 5 kilos serán suficientes para fortalecerlos.

Puedes repetir el levantamiento de pesas unas 10 o 12 veces por día.

El mejor ejercicio físico: Caminar

Caminar como hemos indicado es el mejor ejercicio físico que puedes realizar durante el embarazo, y lo mejor de todo es que lo puedes practicar en cualquier parte, en la playa, en el campo, por las calles cercanas de tu propia casa.

Adopta un ritmo ligero y sin prisas, tómatelo con calma durante dos o tres veces por semana.

Abdominales

Los abdominales son aconsejables para el embarazo aunque después del primer trimestre deben evitarse para no provocar incontinencia urinaria.

Sin embargo, nosotros proponemos otra alternativa de abdominales que puedes practicar sin dañar y provocar efectos adversos para ti y tu bebé.

Apoya las rodillas y los antebrazos en el suelo, como si estuvieras a cuatro patas, relaja los musculos del abdomen, suelo pélvico y las nalgas; espira cuando contraigas los abdominales intentando tirar del ombligo hasta la columna, inspira cuando los relajes.

Realiza estiramientos

Durante el embarazo las articulaciones se relajan por ello es importante que los estiramientos sean suaves y no excedan de los 20 minutos, intenta evitar no inclinarte ni doblarte para no lastimar las articulaciones.

Apúntate a natación

La natación será unos de los ejercicios más recomendables durante la gestación ya que tus articulaciones no sufrirán y les darás un respiro mientras la practiques.

Realiza estiramientos antes de entrar en la piscina y de enfriamiento cuando salgas de ella, mantén un ritmo moderado y haz que el tiempo de duración dependa solo de ti, procura llevarte una botella de agua consigo.