Muchas futuras mamás se imaginan el momento del parto y sienten cierto temor a que no se les deje actuar libremente, ya que en muchos centros hospitalarios están “obligadas” a adoptar la típica posición de litotomía o decúbito supino.

Sin embargo lo mejor que se le puede ofrecer a la madre en el momento del parto y durante el tiempo que esté en el proceso es la libertad de expresarse, dejándola andar, practicar relajación, escuchar música o darse un baño relajante con agua caliente que alivie las contracciones de parto.

posturas-parir

Es esencial que la futura mamá que está durante el proceso de “su” parto se sienta cómoda y segura, respetada y con el control de su propio cuerpo, ya que es un momento muy especial y debe recordar con mucho cariño y amor en el futuro dicha etapa.

¿Cuáles son las posturas para parir?

SI optáramos por mencionar la mejor postura para dar a luz, como bien hemos mencionado es aquellas en la que la madre se encuentre cómoda y con libertad de movimiento, aunque en normalmente se adopta la postura casi tumbada en la cama con las piernas flexionadas.

A continuación nombraremos las posturas más frecuentes para parir:

  • Decúbito supino o litotomía: es la más común y la que se requiere en los hospitales por el personal sanitario pero en ningún caso favorece la expulsión del bebé y la comodidad de la madre, menos aún cuando se le ha administrado la epidural.
  • De pie: muchas mamás prefieren quedarse de pie para el expulsivo ya que ejercen presión con las piernas y pueden flexionarse hasta el suelo mientras empujan, beneficia al bebé con la entrada de oxígeno y la gravedad.
  • Tumbada de lado: tumbada sobre un costado y con las piernas abiertas es realmente cómodo y puede descansar en cualquier momento que se sienta agotada.
  • Posición vertical: la madre puede moverse libremente, disminuye el dolor y gracias a la gravedad el bebé sale con más rapidez, favoreciendo previamente la dilatación.
  • Agachada o sentada: esta posición es muy cómoda y permite la abertura de la pelvis con mayor facilidad disminuyendo el tiempo de expulsivo.
  • A cuatro patas: esta posición reduce el número de desgarros durante el parto, aunque no es la más frecuente sí ayuda a la rotación del bebé durante el expulsivo y disminuye el dolor lumbar.