Si estás pensando en quedarte embarazada existen una serie de posturas a la hora de practicar sexo que pueden ayudarte según dicen algunos médicos para lograr el embarazo, ninguno de estos supuestos tiene una base científica pero nunca está de más comprobarlo por uno misma.

posturas-quedar-embarazada

Si llevas un tiempo intentando quedarte embarazada y aún no lo has conseguido son muchos los consejos que los especialistas pueden darte, como el número de veces a la semana en los que tienes que mantener relaciones, o que días son los más propicios para concebir.

Se sabe que la mujer ovula a mitad de ciclo, pero estas estimaciones también tienen sus excepciones ya que muchas mujeres pueden tener una ovulación tardía o los ciclos irregulares e incluso anovulatorios.

Que posturas son las más propicias para lograr un embarazo

La alimentación también es fundamental en una pareja que desea concebir un bebé a parte de otros hábitos como el tabaco o el alcohol, sin embargo los médicos te aconsejarán que pruebes con una serie de posturas determinadas para aumentar las probabilidades de concebir.

Muchos son los especialistas que aconsejan mantener y seguir unas pautas durante y después de las relaciones sexuales, aunque como bien hemos mencionado antes ninguno de estos supuestos tiene una base científica.

Las posiciones que benefician a la mujer a la hora de concebir un bebé son:

  • Típica postura del misionero: el hombre encima de la mujer mientras mantienen relaciones favorece en tanto en cuanto las posibilidades de concebir.
  • Postura de lado: las personas que tengan sobrepeso o problemas con otras posturas por la incomodidad pueden optar por esta postura que también favorece la concepción.
  • Acostada boca abajo apoyada en las rodillas, o comúnmente llamada “ a cuatro patas”, provoca un coito más profundo lo que permite que el esperma se deposite en el cérvix aumentando las probabilidades de concepción.
  • Mantenerse acostada durante 20 minutos después de mantener relaciones, es otra de las opciones que los médicos califican como favorable, ya que el esperma se mantiene en el interior de la vagina dejando tiempo a los espermatozoides a recorrer el largo camino hacia el óvulo.