pezonera-siliconaUna de las preocupaciones de las madres a la hora de dar el pecho a sus bebés tiene que ver con los pezones, ya que muchas mamás tienen los pezones retraídos o planos.

Los especialistas como la matrona te ayudará en cualquier duda que tengas sobre la lactancia materna, ella te aconsejará y te guiará en la alimentación que debes proporcionarle a tu bebé.

Si piensas que tener el pecho pequeño o grande, tener o no los pezones invertidos o grandes trae complicaciones a la hora de amamantar a tu bebé, estás equivocada.

La lactancia materna es adecuada para todas las madres, sea cual sea su forma o tamaño de los pechos, hoy en día existen muchos productos que ayudan a las madres alimentar a sus bebés.

Pezoneras de silicona

Si eres una de esas mamás que tiene los pezones invertidos o planos, puede que te sea difícil al principio amamantar a tu bebé pero sin embargo con el paso de los días podrás dar el pecho sin ningún problema.

Tener unos pezones invertidos es muy problema poco común y se produce porque los ligamentos internos que están bajo la areola se contraen e invierten el pezón atrayéndolo hasta el interior.

Las madres que presentan éste tipo de pezones no deben preocuparse, aunque al principio tendrán que esforzarse un poco más existen las pezoneras de silicona que ayudarán al bebé agarrarse firmemente al pecho y succionar la leche.

Durante el primer trimestre es aconsejable que las mamás utilicen protectores de pezones para que ayuden a sacar el pezón hacia fuera.

Sin embargo a la hora de dar el pecho la pezonera de silicona se acopla perfectamente al pecho y permite que el bebé de agarre sin problemas al pecho para alimentarse.

Otro de los beneficios de la pezonera de silicona es que sirve de protección cuando los pezones están agrietados o irritados, al cubrir el pezón evita los roces y el escozor.