embarazoEl embarazo es una etapa muy importante en la vida de una madre y de su futuro bebé, no solo el ambiente externo debe ser adecuado sino todo aquello que le rodea tiene que ser sano y que le aporte seguridad para llevar un embarazo adecuado.

Tanto la madre gestante como el bebé pueden verse afectados por todos los productos que son de uso cotidiano por  la cantidad de sustancias químicas y tóxicas que puedan contener, por lo que durante el embarazo hay que saber que productos evitar y cuales podemos seguir utilizando.

Tener un ambiente sano y libre de cualquier producto que pueda afectar al embarazo será lo mejor y más recomendable para que la gestación sea correcta y saludable para ambos.

A continuación nombraremos algunos productos, lugares o incluso ambientes que se deberían evitar durante el embarazo ya que solo perjudicaría la vida y la salud de la madre y su bebé.

  • Mascotas

Normalmente tener mascotas en casa para un mujer embarazada no supone ningún riesgo para la salud, los perros se convierten en grandes amigos y en protectores para los bebés adoptando una actitud de protección y paternidad con ellos. Sin embargo lo que puede generar un problema pero con fácil solución son los gatos, evidentemente si los gatos son domésticos y no comen comida u otros animales de la calle no tendrán problemas o como la enfermedad llamada toxoplasmosis, sin embargo tener gatos en casa que puedan tener acceso a carne cruda u otros animales como pájaros o ratones puede ser un riesgo que debería tenerse en cuenta.

  • Productos de limpieza o del hogar

Cuando se está embarazada hay ciertos productos que deberían evitarse como aquellos que puedan contener sustancias tóxicas o aquellos que emitan gases que son inaceptables para la salud. La pintura también es otro de los productos que deberían eliminarse durante un tiempo pues su contenido en plomo o mercurio es totalmente inaceptable para su estado.

  • Contaminación

No hay duda de que vivir en las ciudades tiene sus desventajas por la gran cantidad de contaminación que existe, sin embargo aquellas mujeres que se den cuenta de lo sucio y contaminado que está su ambiente externo pueden optar por pasar más tiempo en lugares más abiertos donde la contaminación sea menos alta como en el campo o la playa. Así mismo será conveniente que eviten la humedad, productos de limpieza y aparatos d calefacción.

  • Baños, saunas o jacuzzis

Razonablemente durante las primeras semanas del embarazo hay que tener muy en cuenta ciertos hábitos que son muy saludables y reconfortantes que deben mantenerse alejados durante ese tiempo como pueden ser los largos baños bajo el agua, la saunas o jacuzzis. Después de que hayan transcurrido los primeros meses se podrán volver adoptar esos hábitos sin problemas.