forcepsEl fórceps es un aparato quirúrgico utilizado desde la Antigüedad para ayudar en el momento del parto para evitar una cesárea o acortar el tiempo del parto.

El parto con fórceps no es mi habitual y se utiliza bajo unas condiciones especiales para evitar que el bebé sufra y el parto sea lo más rápido tanto para la madre como para el bebé.

El diseño del fórceps está elaborado para coger entre las dos cucharas o espátulas la cabeza del bebé y sin ejercer demasiada fuerza sacar al bebé del canal del parto.

¿Cuándo se utiliza el fórceps?

Este instrumento quirúrgico se utiliza con unas condiciones especiales entre las cuales se encuentran:

  • El bebé se encuentra mal colocado.
  • La madre no puede empujar más y del cansancio el bebé no sigue por el canal del parto.
  • El cuello del útero está dilatado al máximo.
  • La cabeza del bebé encajada y con la bolsa amniótica rota.

Cuando a la madre se le aplica la epidural; que es la anestesia que alivia los dolores de parto es normal que ella no sienta la fuerza que ejerce para ayudar a salir al bebé por ello se utiliza el fórceps o instrumentos quirúrgicos para provocar la salida del bebé más rápido.

El uso del fórceps como bien hemos mencionado se utiliza cuando el cuello del útero está completamente dilatado y se realiza normalmente junto con la episiotomía – la cual permitirá abrir más el cuello del útero para la expulsión del bebé –.

Ventajas e inconvenientes del uso del fórceps

La utilización de este aparato profesional y quirúrgico ha tenido sus controversias durante años y como no, tiene unos defensores que argumentan que gracias a su utilización se han salvado muchas vidas y otros en cambio que manifiestan los problemas que conlleva el fórceps durante la fase de expulsión.

Los aspectos positivos o ventajas que conlleva la utilización de fórceps durante los partos son:

  • Ayuda a colocar al bebé en el canal del parto si no está bien colocado.
  • Evita la cesárea ayudando a la madre a expulsar al bebé.
  • Se acorta la duración del parto con la fuerza que ejerce el fórceps sobre el bebé sin llegar a dañarlo.

Los aspectos negativos o inconvenientes del fórceps durante el parto son:

  • Marcas o hematomas en el bebé que desaparecen a los días de su nacimiento.
  • Fracturas en el cráneo y daños en los nervios de la cara del bebé.
  • Heridas y magulladuras en el periné de la madre.
  • La madre puede sufrir perdidas de orina durante unas horas así como desgarros en la vagina y el esfínter.
  • Daños cerebrales en el bebé.