Las papillas de frutas se convierten en las primeras recetas que puede empezar a probar el bebé aproximadamente a partir del sexto mes, momento en el que comienza la denominada como etapa del destete.

Esta etapa es importante en la nutrición del pequeño, porque supone el paso de la lactancia materna a la alimentación algo más sólida, comenzando a probar otros alimentos.

Pero es fundamental que estos alimentos sean fácilmente digeribles, y no existan sobre ellos riesgos a que puedan provocar reacciones en el sistema digestivo del pequeño.

Entre las primeras papillas que puede empezar a comer el bebé, destacan las siguientes: papilla de plátano y naranja, papilla de manzana, papilla de pera y la papilla de galletas con fruta.

El melocotón es una de las otras frutas que puede comenzar a comer el bebé, de forma que la papilla de melocotón se convierte en otra de las recetas indicadas para este periodo.

Receta de papilla de melocotón

Ingredientes de la papilla de melocotón

  • 2 melocotones
  • Agua

Pasos para elaborar la papilla de melocotón

1) Pon en una cacerola o en un cazo agua.

2) Para que los melocotones se cuezan bien, haz un corte en su piel.

3) Ponlos en agua hirviendo durante aproximadamente 1 minuto.

4) Retíralos y sumérgelos ahora en agua fría.

5) Pélalos y córtalos por la mitad.

6) Quita los huesos.

7) Pasa los melocotones por un pasapurés y cuécelos finalmente al vapor hasta que estén blandos.

Aporte nutricional de la papilla de melocotón

Calorías

39 kcal.

Proteínas

0,8 g.

Hidratos de carbono

8,5 g.

Grasas totales

0,1 g.

Fibra

1,5 g.

Azúcares

6,90 g.

Vitaminas

Minerales

Vitamina A

75 mg.

Sodio

1 mg.

Vitamina B1

0,03 mg.

Potasio

205 mg.

Vitamina B2

0,05 mg.

Calcio

8 mg.

Vitamina B3

0,9 mg.

Fósforo

20 mg.

Vitamina B6

0,04 mg.

Magnesio

10 mg.

Vitamina C

10 mg.

Hierro

0,5 mg.

Vitamina E

0,6 mg.

Flúor

0,03 mg.

Imagen | stebulus