El final de curso se convierte en una ocasión propicia para regalar un juguete. Son muchos los padres y madres que optan por iniciar las vacaciones con un regalo.

orientaciones comprar juguetes

Sería conveniente a la hora de elegirlos además de tener en cuenta los deseos del niño-a, asesorarse de si el juguete elegido cumple con la normativa vigente sobre seguridad y calidad impuesta por la Unión Europea (CE) y que se complementan a nivel estatal.

Esta normativa implica que cada juguete, además de indicarse en su paquete para qué edad está recomendado, cumpla a su vez con una serie de cuestiones materiales importantes y fundamentales para la seguridad de los pequeños.

El material de los juguetes

Con respecto a la calidad del material debemos tener en cuenta una serie de requisitos como que sean sólidos, no tóxicos y que por supuestos estén exentos de peligros.

El tamaño de las piezas de cada juguete

Además de la calidad también sería conveniente fijarnos en una serie de características como su resistencia, sus piezas no deben romperse ni soltarse fácilmente, tener especial cuidado con el tamaño de las piezas que sea adecuado sobre todo para los menores de 36 meses para evitar posibles atragantamientos, siempre deben tener la edad para la que es apropiado que no tengan ni bordes ni aristas para evitar cortes, fáciles de limpiar, de material no inflamable.

Los juguetes que vengan provistos con pilas, deben estar protegidas y aisladas de manera que los niños no puedan acceder a ellas.

El verano se convierte en el momento propicio para comprar juguetes destinados a jugar en el agua, debemos tener en cuenta que además de permitir el apoyo del niño deben ser seguros para evitar el hundimiento del niño-a.

Si quieres saber más puedes leer nuestro artículo sobre los juguetes adecuados a cada edad.

Más información | Seguridad de los Juguetes (Directiva UE)

Imagen | kkalyan