Sabemos que la televisión puede aportar mucho a los niños a partir de los dos o tres años, pero siempre y cuando ésta sea utilizada de una forma adecuada.

ninos-television

Una buena opción es que mostremos cierto interés por aquellos programas que les gustan a nuestros hijos, dado que de esta forma nos implicamos un poco más en su educación y, además, podemos pasar mucho más tiempo con ellos.

Por ejemplo podemos hablar con los niños sobre qué programas les gustan y por qué, y viceversa, e incluso escoger de manera conjunta qué programa o serie deseamos ver.

Un consejo aún más aceptable, y recomendable, es el de ayudarlos a evaluar, interpretar y criticar los programas que ven, de forma que aumentan los conceptos que tienen del exterior y aumentamos igualmente su propia concepción y capacidad de opinión.

Creo que en este caso sobra decir que debemos controlar lo que nuestros hijos ven en la televisión, siendo adecuados siempre programas relacionados con la edad que tengan.