alimentos-bebe

Muchas madres dan el pecho a sus bebés antes de proporcionarles cualquier alimento sólido, pero puedes hacerlo como mejor creas, ya que cada niño es diferente y sus necesidades serán distintas.

Puedes empezar por darle algún alimento y después terminar con la leche materna para que sacie su apetito con ambas cosas.

Es muy importante que la lactancia se prolongue durante el tiempo que estamos introduciendo alimentos nuevos en la alimentación del bebé, así no será un cambio brusco y repentino que notará el bebé y mantenga una actitud reacia ante tal hecho.

La lactancia y la introducción de alimentos sólidos

En ningún caso alimentar al bebé con alimentos sólidos deberá sustituir por completo a la leche materna, así que será mejor que se siga con la lactancia hasta que el niño vaya aprendiendo a comer diferentes alimentos, sin necesidad de prohibirle la leche materna.

Es muy importante ya que la leche materna contiene los nutrientes necesarios y las calorías esenciales para su desarrollo y su crecimiento.

Hay que tener mucha paciencia y tesón a la hora de introducir alimentos sólidos en su nueva dieta, ya que responderán luchando con la comida que tengan delante y será una batalla dura para la madre.

Debes saber que el niño tendrá que cumplir los 10 meses habiendo probado muchos alimentos por lo que si este no es tu caso y tu bebé sigue evitando y luchando contra los alimentos deberás consultarlo al médico.

A medida que el bebé va aceptando los alimentos sólidos el destete se hará presente y serán menos las veces que el bebé se alimente con la leche materna.