Hoy día conocemos los innumerables beneficios que tiene la leche materna sobre la salud de los bebés, sobre su desarrollo y crecimiento al menos los seis primeros meses de vida, aunque el amamantamiento puede prolongarse más allá del año.

vision-leche-materna

Dar el pecho o no es una decisión personal de cada mamá, pues existen motivos laborales o personales que influyen mucho en la negativa de dar el pecho y comenzar con la leche de fórmula desde el nacimiento.

Uno de los argumentos a favor de la lactancia materna tiene que ver con la mejora de la vista de los bebés, el Institute of Child Health establece que la lactancia materna favorece en tanto en cuanto la visión estereoscópica de los bebés, provocando una sensación de relieve que no proporciona la leche artificial.

La leche materna favorable para la vista de los más pequeños

¿Qué es lo que contiene la leche materna que beneficia tanto la vista estereoscópica de los bebés?. El componente que beneficia la vista de los bebés es un componente principal llamado ácido graso docosahexaenoico (DHA). El DHA es exclusivo de la leche materna por lo que las leches de fórmula carecen de esta sustancia.

¿Cómo se puede aumentar el DHA con la alimentación?. El DHA se produce durante la gestación, cuando el bebé aumenta su peso al nacer y cuando se reducen las posibilidades de un parto prematuro, por lo que también beneficia la salud de la madre mientras está embarazada.

La alimentación de la madre también ayuda a incrementar la cantidad de ácidos grasos durante la gestación con alimentos como el pescado o el huevo, por lo que sería ideal que la madre siguiera una dieta rica en ácidos grasos para mantener un nivel óptimo de dicha sustancia para proporcionársela al bebé cuando de el pecho.

Las investigaciones que se realizaron obtuvieron unos resultados positivos con respecto a la visión de los bebés en las mujeres que alimentaban a sus hijos con leche materna de las que utilizaban leche de fórmula para sus bebés.