La leche de soja, por sus importantes beneficios y propiedades, es una de las leches vegetales más consumidas en la actualidad, especialmente porque es muy beneficiosa tanto para el corazón como para el sistema digestivo.

leche-de-soja

Cuando nuestro hijo posee algún tipo de intolerancia a la lactosa (o alergia a la proteína de la leche de vaca), los pediatras recomiendan a las madres cada vez con mayor asiduidad que consuman leche de soja.

Lo fundamental es que la leche de soja carece de las diferentes proteínas que provocan la alergia, así como la de la lactosa, otro nutriente que generalmente provoca intolerancias alimentarias.

Pero si además le sumamos todas sus propiedades y beneficios más destacados, nos atenemos a que la leche de soja se puede convertir en una verdadera alternativa para la dieta de aquellos niños y niñas que sean alérgicos a la leche de vaca.

Beneficios de la leche de soja para nuestros hijos

  • Contiene aminoácidos esenciales, imprescindibles en el desarrollo y el crecimiento de los más pequeños.
  • Sus proteínas son equivalentes a las proteínas de origen animal.
  • Carece de colesterol y posee ácidos grasos poliinsaturados (omega-3).
  • Además: contiene hierro, calcio, vitaminas del grupo B y vitamina E.

Beneficios y propiedades de la soja

En lo que tiene que ver con sus principales propiedades, debemos indicar que la soja es la única legumbre que posee todos los aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo, además de prevenir enfermedades y digerirse con mucha facilidad.

soja

Posee lecitina, una sustancia que evita problemas cardíacos y ayuda a mantener las arterias limpias.

Además las diferentes proteínas que encontramos en la soja ayudan a conservar el calcio corporal, mientras que las isoflavonas inhiben el proceso de destrucción ósea.

Eso sin contar los ácidos grasos que posee (principalmente poliinsaturados), cuyo déficit, dicho sea de paso, retrasan el crecimiento.