El juego es imprescindible para que los niños/as tengan un desarrollo sano y feliz pues les permitirá demostrar y afirmar su personalidad. Es una actividad propia e innata de la infancia, pues los niños viven su evolución, su desarrollo como un juego.

importancia-juego-ninos

A través del juego el niño/a satisface su necesidad de aprender. Cualquier experiencia para ellos en la infancia se convierte en un juego y jugando es como aprenden.

Es importante que el entorno que rodea al niño/a sea rico en estímulos, así el juego se convierte en el principal agente de motivación para el desarrollo de la capacidad cognitiva, además de las restantes capacidades como la motriz, afectiva y social.

En el momento del juego cualquier objeto puede convertirse en un juguete pues los niños y niñas juegan con o sin juguetes, utilizan de manera creativa muchos de los objetos que les rodean.

Algo más que juguetes

Aunque la mayoría de los niños utilizan los juguetes, estos no son imprescindibles para jugar pero sí contribuyen al desarrollo integral de las capacidades infantiles y a su desarrollo madurativo.

El niño valora el juguete según su uso, los asocian a momentos gratificantes que pertenecen a su mundo familiar, afectivo con el que se siente identificado y protegido.

Cuando llega el momento de ir por primera vez a la Escuela Infantil es importante que el niño-a lleve a la escuela algún juguete, mantita o peluche, será para él una buena ayuda afectiva que le ayude a superar la situación nueva y difícil a la que se va a enfrentar.

Beneficios de los juguetes

  • Desarrollo de lazos afectivos.
  • Ayudan en el desarrollo físico y psíquico del niño.
  • Ayudan en su desarrollo emocional: descubren la alegría, la tristeza y la ira.
  • Aprenden a tocar, crear, inventar, imaginar y compartir.
  • Les aporta conocimiento.

Imagen | meddygarnet