Las necesidades nutricionales del niño de 3 años son importantes pero también precisa fantasía en la presentación de los alimentos.

El niño no entiende de dietas equilibradas, pero está demostrado que su propio apetito las encauza a la larga con dos condicionantes: que no se le haya creado prejuicios de antemano y que haya tenido una variedad razonable de alimentos naturales.

En este lento aprendizaje hay que asegurarse de que se desarrolla con normalidad, pese a que su apetito pueda variar de una comida a otra. de manera general hay que cuidar que su dieta incluya:

  • Lácteos: Medio litro de leche al día, bien en forma líquida, productos lácteos o preparaciones culinarias.
  • Carne y pescado: De 20 a 30grs de carne o pescado al día cuando tiene un año para aumentar hasta los 40grs a los tres años. Han de ser carnes magras y pescados blancos.
  • Huevos: Entre uno y tres a la semana, sustituyendo a la carne o al pescado.
  • Cereales: Se les puede dar pastas de sopa y arroz bien cocido de dos a tres veces a la semana. Los copos de cereales pueden reemplazar a las papìllas de la mañana.
  • Verduras: Dos veces al día. Se pueden empezar a tomar crudos el tomate y el pepino cortados en daditos, la lechuga en juliana y las zanahorias ralladas. Entre las verduras cocidas no pueden faltar las zanahorias, los calabacines, las judías verdes, los puerros y las patatas.
  • Frutas: Pueden comerlas hervidas o crudas. Las cocidas son más recomendables cuando el niño tiene diarrea. Los plátanos han de estar bien maduros y la fruta en general debe lavarse muy bien y cortarse en trozos pequeños.

Hay que incluir el aceite de oliva virgen, el pan y un poquito de miel y limitar la sal y el azúcar.

Más información | La alimentacíón del bebé al cumplir un año