inseminacion-artificialEn los casos de impotencia o infertilidad masculina, recuento bajo de espermatozoides o incapacidad de los mismos para alcanzar el útero se recurre a la inseminación artificial.

La inseminación artificial también es muy buena opción para todas aquellas mujeres que no tienen pareja estable y deciden ser madres solteras sin necesidad de tener un padre.

Dicha técnica es una técnica de reproducción asistida en la que el espermatozoide se introduce directamente en el útero acortando el recorrido que el espermatozoide tiene que hacer en caso de fecundación natural.

A pesar de realizarse de manera artificial es la técnica más natural que puede resolver los casos de esterilidad masculina donde los espermatozoides se caracterizan por su baja movilidad y poca cantidad, pues el procedimiento es rápido y de menor riesgo aumentando las probabilidades de concebir un bebé.

En el caso de las mujeres también es muy apropiada la inseminación artificial porque existen mujeres que tienen cierta alergia al semen y este procedimiento elimina las proteínas causantes de la reacción y limita el tiempo que la mujer está expuesta a las mismas.

También es ideal para las mujeres que padecen endometriosis ya que se les dificulta la fecundación y sobre todo el paso de los espermatozoides por el útero.

Procedimiento de la inseminación artificial

La inseminación artificial es la técnica menos invasiva, con un bajo coste y en la que menos se manipulan los elementos ya que todo el procedimiento se realiza dentro del útero de la mujer.

El procedimiento a realizar durante la inseminación artificial requiere una serie de pasos que son los siguientes:

  • El médico encargado del procedimiento podrá medicinas para el tratamiento hormonal o de fertilidad. Dichos medicamentos estimularán  la formación se liberarán óvulos maduros para potenciar las posibilidades de concebir.
  • Debe haber un seguimiento de la ovulación durante el ciclo, la inseminación se realizará en el día más fértil del periodo. La mujer deberá identificar los días más fértiles y el día de la ovulación con pruebas de ovulación y los síntomas propios del cuerpo durante esos días.
  • Se recogerá una prueba de esperma de la pareja o de un donador. Se puede recoger la muestra en casa para más comodidad o en la clínica y se llevará de inmediato al laboratorio. En el caso de un donante el esperma se descongelará para la inseminación.
  • Después de recoger la muestra se llevará a cabo un proceso de lavado y fuerza centrífuga para eliminar el plasma seminal,  y se eliminarán los muertos, dañados o menos aptos. También se inicia el cambio enzimático necesario para que el espermatozoide pueda penetrar las paredes del óvulo y fecundarlo.
  • Se confirmará la ovulación a través de un ultrasonido o un análisis de sangre.
  • La inseminación artificial comienza en al vagina donde se insertará un catéter por la vagina  hasta la matriz (útero), donde se depositará la cantidad de espermatozoides. A partir de ahí  los espermatozoides tendrán que alcanzar las trompas de Falopio y buscar los óvulos para la fecundación de manera natural.
  • Cuando la inseminación se haya hecho efectiva la paciente deberá permanecer acostada por un breve periodo de tiempo. Puede que se experimente un leve sangrado, pero sin riesgo para seguir con la vida diaria.
  • Si la inseminación ha tenido éxito se puede confirmar los resultados de un posible embarazo después de dos o tres semanas mediante una prueba de embarazo., puedes confirmar tus resultados con una prueba de embarazo dos semanas o tres después.