incompatibilidad-rhAntiguamente se creía un problema que una incompatibilidad de grupo sanguíneos entre los padres podría ocasionar serios problemas al bebé que venía en camino.

Sin embargo dicho problema se ha resuelto desde hace varias décadas y no supone un peligro para la vida de la madre y del bebé.

La incompatibilidad de Rh sucede cuando la madre tiene como grupo sanguíneo Rh negativo y el bebé hereda del padre el Rh positivo.

¿Qué provoca la incompatibilidad de Rh?

La afección que causa tener grupos sanguíneos opuestos es que durante el parto los glóbulos rojos del feto pasan al torrente sanguíneo de la madre.

Cuando la sangre del feto se mezcla con la de la madre el sistema inmune de la madre ataca y crea anticuerpos para combatir las células fetales.

Los anticuerpos que crea la madre; anti-Rh pasan a través de la placenta hacia el feto y destruyen los glóbulos rojos que circulen por la sangre.

La bilirrubina es uno de los problemas que se crean cuando sucede esta incompatibilidad de Rh entre la madre y el feto ya que los glóbulos rojos del feto se han descompuesto, lo que provoca que el feto tome un color amarillo que puede ser de leve hasta peligroso.

Síntomas de la incompatibilidad Rh

Ésta afección de incompatibilidad de grupos sanguíneos entre madre e hijo pueden tener síntomas leves o más graves. La forma más leve de esta afección puede causar destrucción de glóbulos rojos sin más efecto. Aunque después de nacer el bebé puede presentar:

  • Ictericia que es el color amarillo de la piel y en la esclerótica de los ojos.
  • Hipotonía o letargo.

La incompatibilidad Rh se puede prevenir con el uso de RhoGAM, que son inmunoglobulinas especiales, ayudará a que el feto no se vea afectado.