Bebés y Niños

Golpes de calor en niños: como prevenirlos

Por los tiempos tan calurosos que corren y las altas temperaturas que estamos sufriendo últimamente es más frecuente que el calor acuse más a nuestro cuerpo y nuestra salud y nos provoque ciertas reacciones que debemos evitar para sobrellevar el calor de la mejor manera.

thirsty

A todas las personas el calor no les afecta por igual y hay que tener un especial cuidado sobretodo con los niños o las personas mayores.

Con respecto a los niños y de los que hablaremos como les afecta los golpes de calor o la insolación, explicaremos como ayudar a prevenirles, cuidarles, hidratarles de la mejor manera, y mantenerlos al cuidado lo mejor posible.

Síntomas de los golpes de calor

Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor de cabeza: cefalea.
  • Náuseas, vómitos.
  • Agobio, cansancio.
  • Calambres, convulsiones.
  • Sudoración excesiva.
  • Deshidratación.

Cuando nuestro hijo se queja por algunas de las causas nombradas anteriormente o simplemente cambia su humor y se siente más apático o agobiado y observamos que se siente incómodo de alguna manera, debemos prevenirlo y seguir algunos consejos como estos:

  • Si notamos que nuestro hijo está mareado y siente desvanecimiento, debemos acostarlo en un lugar fresco para que se estabilice.
  • Tenemos que hidratarlo constantemente, dándole de beber agua cada 20 minutos en pequeños sorbos sin obligarlo.
  • Si después de haberle tomado la temperatura corporal y observamos que rebasa los 37 grados y medio, le pondremos paños frios en la cabeza y refrescarlo para que su temperatura normalice.
  • Los golpes de calor si se acentúan demasiado debemos que lo trate un médico con sumo cuidado, para evitar males peores.
  • No dejemos que el niño juegue expuesto a altas temperaturas, debe estar en un lugar fresco para mantenerlo a una temperatura óptima y así disfrutará a gusto.
  • Si el niño practica algún deporte como el fútbol, baloncesto o cualquier otro que conlleve esfuerzo físico, evitaremos que lo practique siempre y cuando sea al aire libre y a horas elevadas de temperaturas.
  • Viste a tu hijo adecuadamente, sin telas gruesas que le provoquen sudoración, camisas de algodón sueltas y pantalones cortos con sandalias es lo más recomendable.

Esperamos que siguiendo estos consejos mantengamos saludable a  nuestro hijo para que no sufra golpes de calor, aunque es muy poco frecuente que ocurra recomendamos evitarlo en la medida de los posible.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Add Comment

Click here to post a comment