Las estrías son el resultado del aumento de la piel durante el embarazo. Este efecto que se produce durante el embarazo, son lesiones que emanan desde lo más profundo de la piel a nivel de las fibras de colágeno y elastina.

estrias_en_el_embarazo_big_news

Cuando se produce este fenómeno las estrías se manifiestan al exterior de la piel, siendo visibles y perceptibles al ojo humano.

Los sitios mas recurrentes de las estrías son:

  • Abdomen
  • Caderas
  • Senos
  • Cara interna de los brazos

Como ya hemos mencionado el resultado de la aparición de las estrías durante el embarazo supone el cambio que el cuerpo experimenta durante este periodo, agrandamiento del peso y tamaño.

También las estrías son consecuencia de varias enfermedades calificadas por un exceso de hormonas, o por la continua toma de corticoides, que son las causas menos frecuentes.

Sabemos que durante el embarazo la piel de la mujer sufre de imnumerables cambios como el acné, cloasma del que ya hemos hablado, hinchazón, piel brillante, erupciones o arañas vasculares.

Las estrías son líneas de color rojizo que a medida que pasa el tiempo varían a líneas gruesas que pueden alcanzar un tamaño de hasta casi un centímetro de ancho.

Unas de las preocupaciones más frecuentes de las mujeres es la aparición de las estrías y por ello desde aquí aconsejamos a su posible tratamiento que evitará en la medida de lo posible a la aparición de las mismas.

La aplicación de cremas especiales para las estrías o humectantes son esenciales para disminuir su produción, también se pueden utilizar cremas corporales sobretodo hidratantes o aceites que contengan aloe vera.

Las cremas prevendrán las estrías al mismo tiempo que mantendrán la piel nutrida y con una mayor elasticidad.

La utilización de las cremas para evitar el crecimiento de estrías, deben aplicarse al menos una vez al día, justo después del baño, aunque se considera ideal que se aplique dos veces a lo largo del día.

Con respecto a la aplicación de los geles, cremas o lociones para las estrías, se considera un momento único y especial pues se establece un vínculo especial entre la madre y el hijo, aunque el padre en estos casos también puede participar en los masajes ya que no se sentirá excluido del vínculo madre-hijo y sentirá que hasta antes de que nazca el bebé ya puede cuidar de el y protegerlo como cualquier padre.