La esterilidad es entendida como la imposibilidad para logar un embarazo. En este sentido, sobretodo en términos generales, es habitual considerar a la pareja como estéril cuando después de un año de mantener relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos, no han conseguido finalmente el embarazo.

Debemos tener en cuenta que cerca de un 96% de las parejas logran el embarazo a los 12 meses de intentarlo, pero aunque los problemas para conseguir el embarazo están relacionados con muchos factores, la edad de la mujer es la más importante, ya que a los 35 años las posibilidades mensuales de conseguir el embarazo es de sólo un 10%, reduciéndose al 5% cuando la mujer tiene 40 años.

En lo referente a la esterilidad, podemos distinguir entre:

  • Esterilidad primaria: cuando la pareja nunca ha conseguido tener un hijo.
  • Esterilidad secundaria: cuando después de haber tenido un hijo o varios, no se consigue un nuevo embarazo.

Descubre cuáles son las diferencias entre infertilidad y esterilidad, dos términos común y habitualmente muy confundidos.