espermatozoide-concepcionNo hay duda que para que la concepción se produzca se necesitan dos principales protagonistas: un óvulo por un lado (puedes conocer más sobre cómo se produce la ovulación o bien descubrir algunos de los principales síntomas de la ovulación), y un espermatozoide sano.

Es cierto que también influyen otros elementos, como por ejemplo que la mujer disponga efectivamente de un óvulo preparado para que cuando el espermatozoide sano llegue a la trompa de Falopio lo fertilice.

Los espermatozoides pueden sobrevivir hasta cuatro días en el cuerpo de la mujer. Pasado este tiempo, morirán antes de que llegue el óvulo.

¿Y qué significa esto? Fundamentalmente que si la mujer tiene relaciones sexuales dos o tres días antes de que efectivamente se produzca la ovulación, el espermatozoide nunca tendrá la oportunidad de reunirse con el óvulo.

Los espermatozoides y la concepción

En el momento en el que el hombre eyacula en el interior de la vagina se expulsan cientos de millones de espermatozoides a una velocidad que pueden alcanzar los 16 kilómetros por hora, los cuales se encuentran mezclados en un líquido que recibe el nombre de esperma y que contiene a su vez azúcar, que les aporta energía.

¿Cuánto tardan los espermatozoides en alcanzar el óvulo?

Los más rápidos pueden alcanzar el óvulo y fertilizarlo en solo 45 minutos. Sin embargo, aquellos espermatozoides que tiendan a ser más lentos necesitarán de 10 a 12 horas.

A estos espermatozoides más lentos tenemos que sumar aquellos que morirán por el camino, o bien que se deslicen fuera de la vagina.

Esto significa que de los cientos de millones de espermatozoides eyaculados por el hombre sólo unos cientos llegarán a las trompas de Falopio.