Aunque es una práctica muy común en algunas culturas del mundo (como por ejemplo en la cultura india o japonesa), lo cierto es que en realidad no es muy común que ocurra en nuestra sociedad.

Cuando el bebé duerme en la habitación de los padres

Probablemente en algún momento, sobretodo si has tenido hijos/as o si te encuentras embarazada en estos instantes, te habrás preguntado si en realidad es positivo para el recién nacido dormir con los padres; es decir, en la misma habitación.

Nos encontramos ante una situación que ha causado mucha controversia no solo en los especialistas (en médicos y pediatras principalmente), sino también entre los propios padres.

La controversia viene sobretodo por la opinión de algunos médicos en relación a la posible dependencia que puede provocar que el bebé duerma constantemente con los padres, lo que le causará dificultades para aprender a tranquilizarse en el momento en que dejen la habitación. Incluso consideran que puede causar problemas de sueño en los padres.

Por otro lado, nos encontramos con diferentes estudios científicos que han constatado algunos beneficios para el bebé:

  • Ganan un peso mayor, de manera mucho más consistente.
  • Tienden a llorar menos que aquellos bebés que duermen solos.
  • Disminuye el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, sobretodo si se toman medidas preventivas: quitar todas las almohadas, colchas y mantas alrededor del bebé.

Evidentemente, la decisión final es de cada pareja, y de los beneficios que pueden considerar que dormir con su recién nacido o bebé le aportará al mismo. Siempre es posible probar algunas noches, más aún cuando el pequeño hace poco que ha nacido (y no se dará cuenta de si está durmiendo o no con sus padres).

Imagen | jessicafm