embarazo-abortoLo que menos espera una mujer cuando queda embarazada es perder a su bebé, pues los abortos se presentan sobre todo en las primeras semanas de embarazo cuando el embrión no ha terminado de formarse.

Normalmente los abortos se producen porque el embrión que se estaba formando en el vientre de la mujer venía con anomalías cromosómicas y no llega a formarse adecuadamente.

Es muy decepcionante que una mujer pase por este mal trago cuando las ilusiones estaban puestas en ese futuro bebé, pero hay que entender y comprender que si ha pasado es porque la naturaleza así lo ha decidido y responde por la vida de la madre cuando el embarazo no es viable.

Las mujeres pasan de diferente manera por los abortos, a algunas hay que practicarles legrados y otras en cambio suelen quedarse limpias justo después del sangrado gracias a la medicación recetada por el ginecólogo.

Muchas de ellas se preguntan si volverán a quedarse embarazadas y si les ocurrirá lo mismo después de pasar por ello.

¿Es posible un nuevo embarazo?

Volver a lograr un embarazo, cuánto tiempo costará lograrlo o si les ocurrirá lo mismo depende de la salud de la mujer y las causas que hayan originado el aborto, sin embargo; la mayoría de las mujeres vuelen a quedarse embarazadas cuando vuelven a intentarlo.

De todas maneras hay que seguir una serie de recomendaciones que el médico aconsejará a la mujer si quiera volver a concebir de nuevo:

  • Después de sufrir un aborto es recomendable esperar dos o tres reglas. Algunos médicos aconsejarán menos tiempo pero también depende de las ganas de la mujer y su estado psicológico después de lo sucedido.
  • Es conveniente mantener relaciones íntimas no con el fin de concebir si no por placer y mantener una relación con la pareja. Hay que tomarse las cosas con más calma y sin forzar nada.
  • No hay que preocuparse por si el embarazo no llega inmediatamente, las posibilidades de lograrlo son las mismas que si no hubiera ocurrido un aborto.
  • Seguir una dieta adecuada, ejercicio moderado y desterrar hábitos negativos serán indispensables para la salud física y emocional.