La Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (EEUU) y de la Universidad St. Marianna de Kawasaki (Japón), pusieron en práctica un experimento seleccionando a 27 mujeres con una edades comprendidas entre los 37 años detectadas con menopausia precoz  por lo que habían dejado de menstruar entre los 6 y 8 años antes.

La ginecóloga de la Universidad de Stanford Aaron Hsueh y autora del estudio,  relataba : "estas mujeres, aunque ya no tienen ciclos menstruales, aún presentan una pequeña reserva folicular".

menopausia-precoz 

Probando en una investigación anterior que es posible el mecanismo por el que se desencadena la menopausia en mujeres jóvenes y a partir de ahí el equipo  de japoneses se pusieron manos a la obra para ayudar a las mujeres con menopausia precoz a ser madres.

¿En qué consiste la técnica?

La técnica consiste en extraer a través de laparoscopia los ovarios de los mujeres para tratarlos en el laboratorio con unos fármacos y anular el mecanismo responsable de que los folículos ováricos no maduren.

En la segunda intervención por laparoscopia se introdujo el ovario manipulado en las Trompas de Falopio, a partir de ahí las mujeres eran controladas para seguir el proceso de maduración folicular, a algunas participantes se les puso un tratamiento hormonal para provocar la ovulación.

El resultado ha sido que cinco de ellas desarrollaron óvulos maduros que se recogieron por punción ovárica para someterlos a  una fecundación in vitro. Pero aquí no acaba el experimento, los óvulos fueron fecundados con el esperma de sus parejas y los embriones se congelaron para volver a implantarlos al útero donde se desarrollarán.

Las investigaciones han conseguido hasta el día de hoy que dos mujeres están esperando recibir embriones, una lo ha recibido pero no se logró el embarazo, otra está embarazada y lo más importante de dicha investigación es que otra ya ha  sido madre.

Fuente: El Mundo