Tamaño de los pechos y lactancia maternaSeguramente que en algún que otro momento te habrás preguntado si en realidad el tamaño del pecho influye en la lactancia materna, no solo en lo que al volumen de leche materna se refiere, sino a la comodidad o incomodidad que puedas sentir al momento de dar el pecho a tu bebé. Podemos hablar en este sentido de mitos sobre la lactancia materna.

Lo cierto es que para responder a esta cuestión, debemos tener claro desde un primer momento que el tamaño del pecho de una mujer depende no de sus glándulas mamarias (que son las principales productoras de leche), sino del contenido graso. Es decir, a mayor contenido graso más grande serán los senos.

Sí es cierto que un pecho grande o muy grande puede dificultar la toma en el bebé prematuro o con poco peso, ya que a este tipo de bebés muy pequeños suele resultarles difícil agarrarse a este tipo de senos, por lo que podemos hablar de ventajas en el caso de pechos pequeños.

Por suerte, el pecho que anteriormente a haberse producido el embarazo es grande, es común que no tienda a aumentar mucho, sobretodo en comparación con las mujeres que tienen el pecho más pequeño.

Además, si pensabas que tener un pecho grande era contraproducente para tu bebé por lo que te indicábamos anteriormente no debes pensar así, ya que el pecho grande tiende a perder menos leche que los más pequeños.

Evidentemente, el tener un pecho más o menos grande no debe influir en la lactancia materna, dado que sólo necesitas encontrar la posición más cómoda tanto para ti como para tu bebé, y disfrutar de cada momento en que le des el pecho.

Imagen | sdminor81