La incidencia del denominado como síndrome postvacacional ha ido poco a poco en aumento durante los últimos años, y cada vez con mayor asiduidad muchas madres preguntan en las consultas sobre este síndrome postvacacional en sus hijos.

No en vano, un tercio de la población aproximadamente dice ser víctima de un estado de ánimo, pasajero, que les hace sentirse desmotivados, huraños y decaídos.

A este estado de ánimo se le llama depresión postvacacional, y está directamente relacionado con el índice de satisfacción personal que, por ejemplo, cada uno de nosotros tenemos con el trabajo, y nuestros hijos con el colegio.

Consejos para que nuestros hijos no padezcan el síndrome postvacacional de vuelta al cole

Como ya hemos indicado anteriormente, el síndrome postvacacional (o depresión postvacacional), puede también afectar a los más pequeños, puesto que el paso del ocio y el tiempo libre al colegio en sí no siempre puede resultar del todo satisfactorio.

Pero existen una serie de consejos y pautas sencillas que nos ayudarán a que a nuestros hijos no se les haga cuesta arriba comenzar el colegio después de las vacaciones y de, en definitiva, unas semanas de descanso.

Toma buena nota, se tratan de unos pasos bien sencillos y simples de seguir:

  • Destaca aquellos aspectos más positivos del colegio, como pueden ser el reencuentro con los amigos, las diferentes actividades extraescolares, el aprender cosas nuevas…
  • Puede ser bueno comprar con ellos la ropa y/o el material escolar nuevo, puesto que estas sencillas cuestiones les ilusionará aún más, y les ayudará en la vuelta al colegio.
  • Nuestros hijos no podrán sentirse “bien” con la vuelta al cole si tú no te muestras positivo con el día a día y si, especialmente, no te muestras positiva con la vuelta al trabajo.
  • Podemos ayudarles a ver la vuelta a las clases como un nuevo reto, en el que aprenderán cosas nuevas.

En Naturpsico | El síndrome postvacacional / Síntomas del síndrome postvacacional