El Sarampión es una enfermedad infecciosa, muy parecida a la rubeola y a la varicela y es muy frecuente en los niños y adolescentes que no han sido vacunados.

3243717217_8175737618_m1

Las características más comunes del Sarampión son las manchitas de color rojo (llamadas manchas de Koplik) que aparecen en la piel, pero que no producen picores, a diferencia de la Varicela, y mucha fiebre.

El sarampión se contagia a través de la respiración y de la membrana conjuntiva y es una enfermedad muy contagiosa.

Los primeros síntomas son:

– Resfriado de nariz y bronquios cargados.

– Falta de apetito.

– Malestar general.

La etapa de incubación es de 4 a 12 días, y los primeros síntomas aparecen a los 3 o 5 días después de aparecer las manchas.

Ya que esta enfermedad está producida por un virus, eltratamiento no es común para todos los casos, lo ideal es usar antibióticos y otro tipos de medicamentos para aliviar los picores, que recetará el pediatra. Si el niño tiene fiebre, le puede dar algún antipirético, pero nunca le dé ningún fármaco sin previo conocimiento de su médico, ya que, por ejemplo, el ácido acetilsalicílico es contraproducente ante esta enfermedad.

Lo más aconsejable es aislar al pequeño hasta que se reponga, ya que el sarampión se contagia por contacto directo de un niño a otro.

Pero lo más adecuado es vacunar al pequeño entre los 12 y 15 meses de edad, que forma parte de la vacuna triple vírica (sarampión,paperas y rubeola), y posteriormente entre los 4 y los 6 años.

Los padres deben estar muy concienciados ante esta vacuna, ya que el sarampión es una de las enfermedades víricas que producen un mayor índice de mortalidad infantil.

Más información | Las infecciones, el sarampión