El pescado es un alimento completamente saludable, indispensable en la dieta mediterránea y en definitiva en cualquier alimentación variada y equilibrada, gracias a su riqueza en minerales, vitaminas y ácidos grasos omega 3.

No obstante, es cierto que cuando una mujer se queda embarazada tiende a mostrar una mayor preocupación sobre su alimentación, y particularmente sobre qué alimentos pueden ser beneficiosos para su gestación y cuáles serían más perjudiciales.

Pescados en el embarazo

Alto contenido en mercurio

Lo cierto es que el mercurio es una de las sustancias que más tiende a afectar el desarrollo del feto. Aunque podemos encontrar mercurio en cualquier parte, cuando se encuentra presente en el agua las bacterias lo convierten en metil mercurio, el cual se adhiere a los músculos de los peces y pueden permanecer ahí incluso después de haberlos cocinado.

Aunque todos los peces y mariscos tienen mercurio, es cierto que existen determinados alimentos que en realidad contienen poca cantidad. De hecho, cuando una mujer se queda embarazada se recomienda no abusar en la dieta de peces de gran tamaño, como es el caso del atún, el lucio y el pez espada.

Entre los peces con menor contenido en mercurio destacan:

  • Anchoas
  • Pez mantequilla
  • Bagre
  • Gurrubata
  • Rodaballo
  • Abadejo del Atlántico
  • Merluza
  • Arenque
  • Caballa (Atlántico del Norte)
  • Percha de mar
  • Platija
  • Abadejo
  • Salmón
  • Sábalo
  • Lenguado (del Pacífico)
  • Calamar y chipirón
  • Tilapia
  • Pescado blanco
  • Romero

A su vez, podemos destacar los pescados semigrasos como el besugo, la dorada y la lubina, adecuados en el embarazo.

Peces con alto contenido en mercurio a evitar en el embarazo

Se recomienda sobretodo evitar el consumo de peces grandes, como el lucio, el atún, el tiburón o el pez espada. A su vez, a continuación te indicamos cuáles son los alimentos con moderado y alto contenido en mercurio:

  • Lubina
  • Carpa
  • Bacalao
  • Corvinetas
  • Halibut (del Atlántico y del Pacífico)
  • Rape
  • Percha (de agua dulce)
  • Bacalao negro
  • Raya
  • Pargo
  • Bonito
  • Pez azul
  • Mero
  • Caballa (Golfo)
  • Lubina chilena
  • Blanquillo

Pez espada

El pescado crudo en el embarazo

La listeria monocytogenes es una bacteria causante de una infección conocida médicamente con el nombre de listeriosis, que en mujeres embarazadas puede causar aborto incluso a término, o nacimientos de niños con septicema (presencia y crecimiento de gérmenes en la sangre y aumento de fiebre).

A través de pescados crudos como el sushi, el sashimi o los arenques en salmuera, y otras opciones como los filetes de trucha y salmón ahumados pueden transmitir listeria, nematodos, toxoplasmas y otros parásitos como el anisakis.

Por tanto, la recomendación es optar por pescados bien cocinados, o por conservas de larga duración o productos pasteurizados.

Cuidado con los pescados ahumados, salados o en vinagre

Como te indicábamos brevemente en el apartado anterior, debes tener especial cuidado no solo con el pescado crudo, sino también con pescados ahumados, en vinagre, marinados o salados, ya que no han sufrido procesos de cocción.

Por otro lado, tampoco se recomienda pescados o mariscos poco cocinados, ya que podrían ser igual de perjudiciales.

Imagen | Justin Ornellas