El hecho de estar embarazadas no quita a la mujer las ganas o el deber de sentirse guapas y arreglarse como es debido; aunque lo más probable es que el embarazo quite o desinfle las ganas de arreglarse y utilizar ropa cómoda y sobre todo holgada.

En cuanto a las uñas, muchas mujeres suelen arreglarse las uñas muy habitualmente sin estar embarazadas, pero la cuestión o la duda empieza cuando si el estar embarazadas conlleva un problema para usar esmaltes y quitaesmaltes.

pintar-uñas-embarazo

Uno de los beneficios del embarazo es el endurecimiento del pelo y las uñas, por lo que en ningún caso es perjudicial y contraproducente arreglarse las uñas si se quiere mantener el mismo estilo que antes de quedar en estado.

Cuidado con algunas sustancias

Como hemos mencionado anteriormente pintarse las uñas no supone un problema grave para el embarazo pero es verdad que ciertos esmaltes contienen sustancias como el fenol o la acetona que pueden provocar algún problemas para la salud del bebé.

Los disolventes orgánicos que contienen los esmaltes y quitaesmaltes pueden ser nocivos para la mujer ya que en un estudio realizado a mujeres embarazadas que utilizaban frecuentemente dichos productos habían estado expuestas a los mismos y los habían inhalado cada vez que lo  usaban, provocando un efecto igual al del alcohol.

Por ello hay que tener especial cuidado con dichas sustancias denominadas esnifantes que pueden provocar abortos o anomalías en el crecimiento y desarrollo del bebé, o enfermedades como la espína bífida.