dolor-pezones-lactanciaEl hecho de amamantar a tu hijo puede acarrear en ocasiones y no a todas las madres un dolor en los pezones que puede llegar a ser realmente incómodo para la madre.

Lo normal es que el dolor sea leve al empezar la toma ya que el bebé se está agarrando y acostumbrando al pezón de su madre para empezar a succionar pero eso no significa que la madre tenga que aguantar el dolor durante toda la toma.

Cuando dar el pecho al bebé se vuelve un suplicio para la madre por culpa del dolor que siente cuando el bebé succiona; es momento de tomar ciertas medidas para que ese dolor se alivie y las tomas sean fáciles y creen un vínculo fuerte entre ambos.

¿Por qué tengo dolor en los pezones?

En las madres primerizas es totalmente normal que al principio de cada toma los pezones estén sensibles y tengan que soportar como su bebé agarra firmemente y succiona, pero a medida que pasan los días será mucho más fácil y menos doloroso.

A algunas madres les pasa que dejan la lactancia materna porque no soportan el dolor que sienten en los pezones, pero esa no es la solución más acertada pues los pezones deben ser cuidados durante toda la lactancia.

Existen varias razones que provocan las heridas, sangrados o agrietados de los pezones mientras se da el pecho, nosotros detallaremos las más comunes:

  • El bebé se coloca incorrectamente en el pecho por lo que al succionar puede tirar del pezón y crear ese dolor.
  • Infección de cándida o alguna que otra bacteria.
  • Pezones secos y con eczemas.
  • La lengua o forma del frenillo del bebé puede provocar dolor durante la succión.
  • Dolor causado por el extractor de leche.

Éstas son las razones más frecuentes cuando la madre sufre dolor en los pezones durante el momento de la lactancia, sin embargo no significa que sea lo normal, la madre puede contactar con una asesora de lactancia para que le ayude a aliviar las molestias causadas durante todo el proceso de lactancia.