dificultad-respirarAnte tantos cambios y molestias que pueden aparecer durante la gestación la falta y dificultad para respirar también es uno de los síntomas que pueden sentir algunas mujeres gestantes.

Esta dificultad para respirar aparece en la recta final del embarazo cuando los órganos intestinales se desplazan hacia el diafragma, por lo que las respiraciones son más habituales pero poco profundas.

Que la madre no respire profundamente o de manera correcta no significa que el bebé esté recibiendo poco oxígeno o que haya dificultades de algún tipo.

Durante el embarazo el centro respiratorio se encuentra más sensible a el aumento de la presión de dióxido de carbono, por lo que si éste se incrementa se produce una mayor ventilación pulmonar a través de una respiración más profunda.

Consejos para disminuir la dificultad para respirar

Cuando te sientas con mayor dificultad para respirar o sientas que te falta el aire en algunas ocasiones podrás corregir esta falta con algunas recomendaciones bastante adecuadas.

Puedes corregir esta falta de aire con las posturas a la hora de sentarte, sentarte más erguida con un cojín en la espalda o elevar el colchón durante la noche podría ayudarte a respirar mejor.

También puedes optar por ejercicios respiratorios que te ayuden a que el intercambio del aire sea mayor, prueba a sentarte mientras recoges mucho aire, mantenlo unos segundos y espira.

Todo los consejos y recomendaciones que te aporte el médico serán esenciales en las últimas semanas de embarazo.