desteteEn el momento en que planeas el destete de tu hijo deberás saber muy bien como llevarlo a cabo, teniendo en cuenta la edad y el desarrollo de tu hijo, ya que a medida que el bebé va creciendo se distraerá con más facilidad que un bebé que siga una rutina menos impredecible.

Para iniciar el proceso del destete debes marcarte un plan y con la ayuda de profesionales podrás llevarlo a cabo de la mejor manera y cubriendo todas sus necesidades.

Bebé de 0 a 6 meses

Un bebé con esta edad todavía tiene necesidad de mamar, deberás ofrecerle el biberón cuando no esté muy hambriento ni cansado, aunque puede que confundan la tetina con el pecho será ideal para ir acercándole por momento el biberón y que succione. Si ves que tu bebé no responde a la tetina no te desesperes, inténtalo con diferentes tetinas y deja que otras personas lo alimenten.

De 6 a 12 meses

A partir de los 6 meses podrás ir cambiando su alimentación, podrás darle el pecho y alimentos sólidos. Introduce la taza antivuelco con más frecuencia a medida que pasen los días. Notarás que tu bebé se distrae con más facilidad por lo que deberás ir manteniendo este cambio hasta que se acostumbre.

De 12 a 24 meses

Los niños de 1 año ya son capaces de manejar ciertos objetos con sus propias manos y observar todo lo que hacen los demás. Será capaz de coger su taza por lo que tendrías que aprovechar a dársela con más frecuencia para que se acostumbre, así también podrás introducirle alimentos sólidos más variados. Notarás como por las noches su sueño se prolonga y no depende tanto de las tomas nocturnas. Prueba a introducir objetos que el pueda agarrar o apretar para quitarle la dependencia del biberón. Necesitará otros objetos para consolar el vacío que dejará la ausencia de las tomas.

De 24 a 36 meses

A partir de los 2 años los niños serán más activos y estarán en constante movimiento, por lo que puedes aprovechar el momento del pecho por salidas al parque para distraerlo. El cambio de rutina eliminará el recuerdo de las tomas. Intenta introducirle un horario diferente con alguna siesta después de comer o cuéntale historias mientras se queda dormido para eliminar por completo el recuerdo de las tomas.

De 36 meses hacia delante

Los niños de esta edad maman por costumbre o por necesidad de sentirse emocionalmente unidos a sus mamás, por lo que tendrás que probar diferentes estrategias que te impliquen en ese vínculo con tu hijo para que deje de lado esa actitud.