depresion-embarazoLa depresión es un estado mental en el cual se manifiestan estados de ánimo y comportamiento nada buenos, siendo la apatía, la tristeza, la melancolía entre otros sentimientos y pensamientos más frecuentes durante la depresión.

A medida que avanza el embarazo la mujer puede empezar a sentirse totalmente diferente, puede que en ocasiones quiera estar sola, comer menos de lo que debería, sentirse triste y no disfrutar de su embarazo.

Normalmente 1 de cada 5 mujeres puede padecer depresión durante el embarazo y son más las mujeres que ya han pasado por una depresión las que manifestarán con mayor probabilidad ciertos síntomas durante la gestación.

Cuando una mujer embarazada tiene síntomas depresivos puede afectarle a ella y principalmente a la salud del bebé poniendo en riesgo todo el embarazo.

Tipos de depresión

Como bien hemos mencionado la depresión altera la forma y manera de pensar y sentir sobre uno mismo y lo que existe a nuestro alrededor.

Una depresión puede ser más leve o más grave según los síntomas y el comportamiento de cada mujer embarazada en estos casos.

La distimia es una tipo de depresión más leve que puede tener consecuencias a largo plazo, normalmente la persona o en este caso la mujer no se siente bien consigo misma y no siempre piensa y siente de la misma manera.

En la depresión más severa es un caso mucho más grave y afecta en cualquier ámbito de la persona, en su trabajo, en su salud, en sus relaciones sociales y sentimentales y en su alimentación.

Cuando una mujer embarazada padecer o siente cualquier síntoma de depresión es preciso que acuda o que la persona más cercana a ella se encargue de acudir a un médico especializado para ayudarla a seguir adelante.

Los profesionales encargados de ayudar y promover a la mujer a salir del estado depresivo en el que se encuentra serán indispensables durante el embarazo para que tanto ella como su bebé estén bien y puedan tener una vida normal.