Durante la lactancia materna, el destete es considerado como uno de los momentos, etapas o fases más importantes dentro del periodo de alimentación inicial del bebé, dado que se trata de un proceso de adaptación del bebé desde muy diferentes parámetros.

Cuando realizar el destete

Se convierte en un proceso adaptativo desde un punto de vista no solo nutricional, sino también afectivo, social e incluso adaptativo.

Teniendo en cuenta que los cambios bruscos pueden ser negativos y perjudiciales para el bebé, es evidente que es algo más que aconsejable para los padres saber cuándo realizar el destete.

¿Por qué? Principalmente porque la alimentación precoz tiende a generar alergias alimentarias, alteraciones en la absorción intestinal y trastornos digestivos en el pequeño, que deben evitarse en todo momento.

¿Cuándo es el momento ideal para realizar el destete?

Desde un primer momento debemos tener en cuenta que no se puede precisar cuándo sería el momento o la edad ideal para llevar a cabo el destete del bebé dado que todos los niños/as maduran de forma diferente.

Suele ser habitual que el momento del destete comience con el comienzo de la dentición, que comúnmente se produce a los 6 meses de edad.

No obstante, generalmente el destete debe iniciarse entre los 4 a 6 meses, momento en el que se debe iniciar la alimentación con alimentos sólidos.

¿La mamá puede continuar con la lactancia?

Muchos pediatras aconsejan a la mamá que siga con la lactancia materna incluso cuando ya el pequeño come alimentos sólidos sin problemas. Pero ojo, dado que no se puede mantener la lactancia más allá de lo habitual si además no se sigue una alimentación sólida adecuada, puesto que pueden aparecer déficits nutricionales en el bebé que finalmente retrasen el crecimiento del pequeño.