mi-bebe-no-gana-peso Cuando un bebé nace, y sobretodo comienza a alimentarse, requiere una cierta habitualidad y en especial paciencia, aunque por regla general amamantar al pequeño suele ser una práctica grata y satisfactoria, que beneficia no sólo al pequeño, sino también a la madre.

En este aspecto, la mamá se preocupa porque su bebé obtenga los nutrientes que necesita para poder crecer y evolucionar sano y fuerte.

Pero hay veces en que el bebé no gana peso, al comer poco, o simplemente no aumentar de peso. ¿Qué hacer en estos momentos?.

Mi bebé no gana peso

Si tu bebé está mamando y observas que engorda poco o que lo hace de manera muy lenta, debes revisar si mama de forma correcta. En ocasiones no lo hace, por lo que ello puede provocar que no se alimente correcta y completamente.

Tal vez sea un pequeño que duerme mucho. En estos casos, lo mejor es despertarlo delicadamente, poco a poco, y ponerle el pecho.

Muchas madres le dan el chupete para que se calme, o simplemente para que se duerma. Esto puede ser un error, ya que según algunos especialistas, le puede quitar el apetito.

Dale de mamar más a menudo. Para ello, no dejes que transcurran más de 2 o 3 horas entre toma y toma.

En cualquier caso, en ocasiones cuando el bebé no aumenta de peso puede deberse a algún problema de salud, como ocurre por ejemplo con la celiaquía, o las infecciones urinarias.