cuando desaparecen las rabietasLas rabietas son comportamientos completamente normales en los más pequeños, mediante el cual muestran a los padres su frustración ante la imposibilidad de no poder conseguir aquello que desean, o cuando no pueden hacer algo.

Sus signos son más que evidentes: llorar, gritar, dar patadas, echarse al suelo o quitarse la ropa; incluso en los casos puntualmente más extremos, cabe la posibilidad que ese comportamiento colérico lleve al pequeño a intentar pegar a sus padres.

Pero las rabietas no son sólo una forma de mostrar su frustración. En muchas ocasiones, también pueden ser una llamada de atención con la que el niño demanda cariño y la atención de sus padres (es más habitual, por ejemplo, cuando nace un hermanito y el pequeño tiene celos).

¿A qué edad desaparecen las rabietas?

Si nos preguntamos cuándo aparecen las primeras rabietas, es normal que también muchos papás se pregunten cuándo desaparecen.

Si bien es cierto que las rabietas suelen aparecer durante el primer año de edad, y éstas forman parte del desarrollo normal del niño, en relación a la edad de desaparición de las rabietas, éstas tienden a desaparecer en torno a los 4 años de edad.

Eso sí, ello no impide que pasada esta edad el niño/a pueda tener también alguna que otra rabieta, para lo cual siempre es interesante saber cómo actuar ante las rabietas.

Imagen | Jonty Wareing