Aunque en la actualidad existen determinadas tendencias que, de alguna u otra forma, aconsejan dar de mamar al recién nacido justo después de nacer, es conveniente esperar unas horas con el fin de observar si el bebé padece algún tipo de malformación esofágica.

Ello es debido a que este tipo de malformaciones podrían producirle una neumonía por aspiración, debido a que el alimento pasa a las vías respiratorias en el momento en que se ingiere.

¿Cuándo dar el primer alimento al recién nacido?

Aunque lo más recomendable es esperar unas doce horas después de que el recién nacido haya llegado al mundo, es fundamental que el pequeño se abstenga de ingerir líquidos hasta entre las 6 a 8 horas luego del nacimiento.

En estos momentos, lo aconsejable es administrarle al recién nacido suero glucosado al 5%, que ayuda a limpiar su vía digestiva a la vez que le prepara para la ingesta de alimento.

Pasado este tiempo, es conveniente poner al pequeño al pecho durante 2 minutos el primer día, para empezar a estimular la propia secreción láctea.

No olvides que los primeros 6 días una vez recién nacido el bebé, el alimento que sale de tus pechos se llama calostro. Descubre todas las propiedades del calostro, así como la propia composición del calostro.